Omitir e ir al contenido

Entiende tu radar

 

 

Aprende a configurar y ajustar el radar

 

 

  • No esperes a que sea urgente
  • Haz que el radar forme parte de tu rutina

 

 

Se está haciendo de noche y, a medida que la lluvia comienza a cubrir la bahía y el viento sopla dando paso a una borrasca, la visibilidad es cada vez menor. Todavía estás a varias millas de casa y el último tramo será un poco más duro de lo normal. Además, aunque conoces bien el puerto, sabes que para llegar allí tendrás que cruzar áreas abarrotadas donde los ferris,

barcos de trabajo y demás tráfico comercial seguirán activos. Afortunadamente, el radar te ofrece una inestimable herramienta para ayudarte a regresar de forma segura al puerto. Ahora no es el momento de aprender a utilizarlo.

"Creo que hay muchas personas que tienen radares instalados pero que nunca los encienden", afirma Laurie Bates, director de productos de Simrad.

 

"No sé si es porque los radares son viejos y no los han utilizado en mucho tiempo, y eso preocupa a los propietarios, o simplemente no saben cómo utilizarlos y ni siquiera lo han intentado. Tal vez piensan que si los encienden se distraerán mientras tratan de averiguar cómo se utilizan. O tal vez solo tratan de convencerse de que no necesitan el radar hasta que sea de noche o hasta que se encuentren en medio de la niebla".

 

"Sea cual sea la razón, la cuestión es que es muy importante que estés familiarizado con tu radar antes de que lo necesites con urgencia. No solo para que sepas cómo funciona, sino también para que puedas confiar en la información que te proporciona. Si las cosas se complican, es posible que tengas que depender en gran medida de este dispositivo, por lo que es muy importante que estés familiarizado con lo que ves".

"Para que se acostumbren al radar y se sientan cómodos utilizándolo, siempre animo a los usuarios a que lo enciendan en el momento en el que suben a la embarcación, antes de salir del muelle, incluso si la meteorología es perfecta. Si asimilas su funcionamiento y compruebas que la imagen del radar coincide con lo que ves, comenzarás a confiar en el sistema, lo que te resultará útil cuando la meteorología no sea tan favorable o cuando llegue la noche".

 

"Si bien lo ideal sería aprender a utilizar el radar a bordo de la embarcación y en su entorno normal, existen otras formas de familiarizarse con él y aprender a utilizarlo mientras te encuentras en tierra", explica Craig McMillan, experto en productos de Navico.

 

"En primer lugar, para aquellos que no pueden salir con sus embarcaciones o tenerlas en la entrada de su casa, cabe señalar que es correcto poner en marcha el radar en esas situaciones, ya que la potencia de salida es baja para que se puedan usar de forma segura", señala. "Por lo que no tienes que preocuparte por la radiación o las emisiones en la entrada de tu casa ni en la marina".

"Esto significa que puedes comenzar a familiarizarte con algunas de las funciones básicas. Por supuesto, si te encuentras en la entrada con objetivos a tu alrededor y en un rango cercano, la imagen será bastante diferente a lo que normalmente verías a flote, pero se trata de una buena práctica que te ayudará a familiarizarte con los controles".

 

"Aunque te hayas llevado a casa la pantalla multifunción (MFD), puedes practicar el funcionamiento del radar de la MFD en tu salón utilizando la simulación interna disponible. Efectivamente, esta función es mucho más limitada en comparación con lo que ofrece cuando la unidad está instalada y a flote, pero aun así puede resultar bastante útil".

 

Para aquellos que comienzan desde cero y deben familiarizarse con los radares por primera vez, Laurie tiene algunas sugerencias para ayudar a que se pongan al día sin verse abrumados por la gran variedad de funciones.

"Cuando diseñamos estas unidades, intentamos que fueran tan fáciles de usar como fuera posible, por lo que hay varios modos de usuario disponibles", explica. "Así, cuando se instala un nuevo radar, recomiendo a los usuarios que elijan el modo de usuario que más se aproxime a lo que estén haciendo en ese momento y, a continuación, que introduzcan el estado del mar según las condiciones existentes".

 

"En realidad, los modos de usuario son bastante sofisticados y permiten obtener, de manera fácil y rápida, una imagen de buena calidad. Así que hazlo antes de empezar a ajustar los controles de ganancia y filtro, y comienza a familiarizarte con el radar en cuanto al uso de esos modos. Una vez te hayas familiarizado con el radar y te sientas seguro manejándolo, es el momento de perfeccionar la manera de configurarlo más adelante basándote en las diferentes condiciones".

laurie.png

Laurie Bates

Ingeniero colegiado miembro de la IET

Laurie lleva toda su vida profesional dedicado a la electrónica. Después de estudiar ingeniería electrónica y eléctrica en la Universidad de Auckland, pasó 20 años en la Armada de Nueva Zelanda y obtuvo un máster de ciencias en ingeniería de artillería y explosivos en la Universidad de Cranfield (Reino Unido). Sus amplios conocimientos especializados en radares y su experiencia en el campo militar le abrieron las puertas de Navico, donde desempeña el cargo de director de productos de Simrad.

craig.png

Craig McMillan

Experto de producto

Tras su paso por la industria aeronáutica en la Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, Craig estuvo 20 años distribuyendo productos de Simrad y B&G antes de incorporarse a Navico como experto en productos, un cargo que ocupa desde hace seis años.

 

Cesta 0 elementos